ELDRIC SELLA NO BAJA LOS BRAZOS NI FUERA DE VENEZUELA ELDRIC SELLA HUYÓ DEL PAÍS POR EL SEUÑO OLÍMPICO

Cada vez son más lo atletas venezolanos que abandonan sus sueños, su familia, su país con la firme convición de buscar una mejor calidad de vida, algunos incluso, arriesgan su vida tratando huir de una lamentable realidad que los golpea, ante la crisis social, económica y sanitaria que atraviesa Venezuela.
Tal es el caso del joven de 23 años, Eldric Samuel Sella Rodríguez, boxeador criollo que abandonó el país junto a su novia en balza con destino la isla de Trinidad&Tobago.
Sella, nacido y criado en el populoso barrio capitalino «23 de Enero» logró ser parte de la selección nacional de boxeo, además logró culminar sus estudios de bachillerato para luego dedicarse en pleno a su pasión, el pugilismo.
Sin embargo, ante la incertidumbre en un país que no le garantiza condiciones de vida para él y su familia decidió irse para encontrar un lugar más seguro para vivir.
Trinidad&Tobago lo acogió y, con un par de guantes y un saco que se caía cada cierto tiempo, siguió luchando por su sueño. Al poco tiempo se sumó su padre quien es su entrenador.
Dicen que el trabajo constante siempre rinde sus frutos y hoy se encuentra en el equipo olímpico de refugiados con altas posibilidades de clasificar a Tokio 2020+1 en la categoría de los -75 kilógramos.
Un atleta ejemplo de superación que sin duda ama a Venezuela y su raíces, incluso las arepas, su comida favorita, como lo reseña en el canal ofcial de Comité Olímpico Internacional, pero le arrebataron la posibilidad de crecer en su nación, de representar sus colores y llenarnos de alegría.
Eldric es otro venezolano brillando por el mundo que no consiguió espacio y oportunidades, lo peor es que no será el último ante diáspora masiva.

Deja un comentario