Los venezolanos que salieron de la pobreza jugando al rugby en Alemania

Por Martin Gutiérrez

La situación social que atraviesa Venezuela cada vez es peor, es por ellos que miles de venezolanos hacen sus maletas y parten hacia un nuevo destino en la búsqueda de un mejor futuro, es el caso de Leandro y Emmanuel, dos jóvenes deportistas cuya situación económica en el país no era la mejor. Los jóvenes decidieron emigrar y gracias a la ayuda de una asociación alemana, ellos, como otros jugadores, han conseguido salir de la pobreza en Venezuela y vivir en Europa.

Esta fundación es denominada Orquídeas Negras, fundada en Berlín por jugadores de rugby que emigraron de Venezuela, financia e invita una vez al año a jóvenes talentos venezolanos para que jueguen con su equipo -también llamado Orquídeas Negras- en torneos internacionales en Europa con el objetivo de que algún entrenador se interese por ellos, les ofrezca un contrato y, así, se puedan quedar en Europa.

Leandro lleva desde 2017 jugando en el equipo JuveniaKrakow de Cracovia (Polonia), después de que tras jugar en el torneo con Orquídeas Negras le ofrecieran un contrato. Dice que, después de que el entrenador de Orquídeas Negras le explicara su situación al entrenador polaco, como parte del contrato le ofrecieron el pago de una vivienda mientras le ayudaban a encontrar trabajo. También ayuda para conseguir el visado.

“Cuando llegamos a Europa no tenemos la intención de volver a Venezuela», comenta. Obviamente, nadie pensando en un tema de inmigración ilegal, pero sí pensando que los clubes de rugby nos puedan ofrecer este tipo de cosas. Como la ayuda para conseguir los papeles, que es de lo más complicado”, dice.

En el caso de Emmanuel, indica que una vez que llegan a Europa, la asociación no los deja “tirados”. Aunque ningún equipo se interese por ellos durante el torneo, que suele durar una semana.

La terrible crisis social y económica de Venezuela ha llevado al 18 por ciento de la población venezolana -5,4 millones de personas- a emigrar del país, según los datos de 2019 de la Organización de los Estados Americanos (OEA). Uno de ellos es el presidente de Orquídeas Negras, Pedro Altuve.

«Desgraciadamente, en la sociedad de Venezuela hay muchos problemas económicos, políticos y una pobreza extrema. Mucha gente no tiene la oportunidad de comer al día o de tener acceso a un hospital y a medicinas», explica.

Esta genial iniciativa nació en el 2011 y desde 2020 es una asociación registrada en Alemania con sede en Berlín. Comenta que en un principio estaba formada por cinco jugadores. Hoy en día la conforman más de 100 miembros, en su mayoría, antiguos jugadores de la selección nacional de Venezuela. Son ellos quienes, a nivel personal, aportan dinero anualmente a la asociación.

Asimismo, esta sociedad tiene proyectos en Venezuela. Altuve explica que, en colaboración con organizaciones de allí, organizan en las escuelas pequeños torneos de rugby en los que dan comida y llevan algún médico para que les hagan un reconocimiento.

Por Martin Gutiérrez

Deja un comentario